Honrarás a tu padre y a tu madre



Jesucristo, en estos 10 mandamientos toca a la familia que constituye el núcleo fundamental de la sociedad, y al establecer el mandato de honrarás a tu padre y a tu madre, es bien claro, ya que no solo se refiere a la igualdad entre ambos, sino también al respeto que merecen, siendo su cumplimiento de naturaleza moral  y de obligación eterna.

La palabra honrar significa mostrar respeto, admiración y afecto hacia una persona, en este sentido, cuando se no estima a alguien no se le respeta y tampoco se le ama.

Normalmente en los hogares modernos, se honra al padre o a la madre, pero son muy pocos los que honran a ambos, hasta inclusive otros solo honran a sus hijos, los malcrían y los consienten, generando niños sin disciplina.

La deshonra comienza en la crianza de los hijos en casa, siendo las causas: el tener favoritos entre ellos, mostrarles debilidad o cuando uno de los cónyuges no respeta al otro frente a ellos.

Para criar hijos que honren a sus padres, se les debe inculcar disciplina y obediencia en el cumplimiento de las normas del hogar, brindarles amor y cariño, asignarles responsabilidades y darles el ejemplo en las acciones porque ellos serán sus seguidores.

¿Cómo honrar a tu padre y a tu madre?

Honramos a los padres cuando escuchamos, obedecemos y seguimos sus consejos, convirtiéndonos en ejemplo para otros.

Enaltecemos a nuestros padres tratándolos con amor, estima, respeto y cuidado, al estar pendientes de ellos y cubrir sus necesidades de vida.

Honrarás a Dios primeramente cuando honrarás a tu padre y a tu madre, viviendo en la gracia que él otorga.

’Honrarás a tu padre y a tu madre, es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra’’ Efesios 6:2-3.